Este mes queremos hablar un poco de las mesas de juego. No del juego en si sino de la superficie donde desplegamos nuestro ejercito, banda o equipo para disfrutar durante un tiempo de  nuestro hobbie miniaturil.

Y vamos hoy a hablar de un concepto básico de la mesa de juego. El tamaño y las medidas. En otros días iremos hablando de otras cosas relacionadas con ella.

Así empezando el TAMAÑO IMPORTA. La mesa siempre según el wargames al que vayas a jugar tiene unas medidas recomendadas o si ya eres jugador más digamos de torneos medidas oficiales. Así que tu tablero debería tener esas medidas. ¿O no?



Pues yo diría que no. Siempre es interesante añadirle unos 15-30 centimetros (según el juego) a la parte lateral del tablero (las otras que no suelen ser la zona de despliegue habitual del juego). ¿Pero por o para qué? Fácil, simplemente porque os servirá para primero dejar vuestros reglamentos, libros de ejercito y poner vuestros maletines de forma “segura” para poder jugar tranquilamente. Igualmente durante la partida os servira para zona de almacenaje de retirada de las bajas y bueno porque no para dejar tu refresco y tu pequeña merienda.

Es super útil y eso de estar en mesas apretadas y comprimidas es muy agobiante y si se puede evitar esto desde un principio mejor. Si no se puede, siempre se puede buscar una mesa auxiliar al lado para estas labores pero siempre tendrás que ir y venir y podrías perderte un movimiento furtivo de tu rival…

Otro concepto interesante de la mesa es el material. Nunca madera maciza para un wargames. Si toca trasladar el tablero a otra zona de juego u habitación en tu casa o es un peñazo el sacarla cargando con ella cada ve que quieras jugar, algunas veces diras “no hay ganas de tanto esfuerzo”. Mesicas de conglomerado o madera que simplemente no se curve y un par de caballetes eso si buenos porque son la base de la mesa que va a tener tu valioso ejercito encima.

Ahora toca observar que pasa si eres un jugador polivalente o poliwargames (vaya palabro me acabo de sacar). Si juegas a varios wargames y estos son muy diferentes en cuestión de mesas, la mejor opción es siempre hacerte la mesa a la medida del wargame que mayor mesa. Obvio sin duda. Pero ahora lo importante, nada de pensar en hacer empalmes de mesa con dos pequeñas para tener una grande para luego poder jugar al otro juego. Salvo que seas un genio haciendo mecanismos raros con estas mesas o tengas un mega sistema de unión para ello no suelen dar muy buen resultado y siempre estas con que si se separa, que si no encaja, etc… Tablero solido que aguante lo que le echen.

Poco más que añadir sobre este concepto de nuestra amada mesa de juego. Pronto un nuevo episodio sobre los Tableros de Juego.

¿De que podríamos hablar en el siguiente? Da tus ideas y opiniones y lo podremos preparar para las siguientes.